los preferidos

Nuestra selección: los productores que preferimos.

Laherte Frères

Domaine fundado en 1889, hoy en la cuarta generación. Después de un breve período de modernización, Thierry Laherte decidió volver al método de producción tradicional y natural, dedicando toda su atención a la viña y al territorio. El secreto es de escuchar, oler, tocar, saborear, para entender todo lo que el vino puede dar.

Torre dei Beati

El aire temperado del Adriático y los frescos nocturnos de los Apeninos, juntos con el terreno calcáreo – arcilloso, son los elementos principales que le dan vida a los vinos trabajados en los 21 hectáreas de viñas de Torre dei Beati en Loreto Apuano. La granja eligió el biológico desde 1999 en la viña y la cava para su Pecorino y su Montepulciano.

Lopez de Heredia, Viña Tondonia

Desde más de 100 años, la obra de Don Rafael ha sido continuada por una de las familias vinícolas de España. Una formación empezada en las huellas de los franceses y continuada con éxito con el ayuda del buen clima y de la tierra severa de Rioja. Viña Tondonia Reserva Blanco nace en los 100 y más hectáreas de la granja, gracias a la tradición pasada de mano en mano para cuatro generaciones, y llega a la botella después de 6 años en barriles de madera construidos directamente por la familia de Don Rafael.

Hubert de Montille

El Domaine fue fundado en 1750, pero llegó en las manos del abogado Hubert solo después de la Segunda Guerra Mundial, y a la primera vinificación autónoma en 1947, con solo un par de hectáreas. Con la entrada del hijo Étienne primero, y de la hija Alix más tarde, los vinos de De Montille consiguieron la certificación biológica y biodinámica, gracias a la modernización que introducieron. Étienne cura la producción de vinos tintos, mientras Alix es la blanquista de la casa. No obstante lo muchos años y los grande cambios, los vinos del Domaine, que cuenta 20 hectáreas 75% de las cuales son Premiers Grand Cru, mantienen la hondura y el carácter, tal vez áspero, que los hacen inimitables.

Carlo Giacosa

5 hectáreas en Barbaresco donde Carlo y su hija continuan curando sus viñas de Nebbiolo, Barbera y Dolcetto. Algunas cosas han cambiado con los años, pero lo que permanece es el gusto en el vaso y el sabor de un producto que requiere cuidado y atención.

Giacomo Fenocchio

Es con una maceración muy larga – 5 meses en tinas de acero inoxidable y 2 años en barriles de roble de Slavonia – que la granja Fenocchio hace su Barolo desde 1864, de la misma manera en que el Conde de Cavour lo hizo por la primera vez. Como a la familia le gusta mencionar, cuanto más los otros experimentan y cambian, tanto más su vino quedará único.

Domaine Huet

Desde 1928, la familia Huet cultiva 30 hectáreas de viñas. Con su amor para la tierra, el sol y el medio ambiente, Domaine Huet decidió para el biodinámico, dejando que cada grano se exprese en la botella.

Domaine Fouassier

Establecida desde generaciones en lo alto de Sancerre, la familia Fouassier es una de las más antiguas familias de viticultores de la zona. Al tiempo de la filoxera, Jules Fouassier era de los 500 viticultores de la aldea (ahora hay una decena). Después de aquella crísis, Jules plantó la viña del Clos Paradis. Hoy la estancia cubre 56 hectáreas, cultivadas a Sauvignon y Pinot Noir. Todos los vinos del Domaine son biodinámicos.

Christmann

Fundada en el siglo 19, Christmann es una de las casas vinícolas más prestigiosas de la Pfalz, en Alemania. La fundación de su filosofía es la cultivación orgánica y biodinámica, certificada por el Lacon Institute. Las viñas, que se encuentran en una de las pocas regiones del mundo que pueden producir excelentes Riesling y Burgunder Pinot secos, regalan vinos de gran carácter, gracias al arenaria y al arcilla de los suelos.

Cascina Roccalini

Una minúscula hacienda piamontesa de 4,5 hectáreas, gestionada y dirigida por Paolo Veglio, desde 2004 produce sus propios Barbera d’Alba, Dolcetto d’Alba y sobre todo el Barbaresco, el portaestandarte de la casa, al cual se dedican las mejores atenciones: elegante, profundo y de vigurosos taninos.