pollita lujuriosa al sal

Desde cuando había leído que el camino más corto para la cama pasa por la cocina, M.lle J.H. estaba obsesionada por la idea que su zozo se perdiese entre las hornillas de otra. Esa receta de las Landas, que yo había probado al castillo de Woolsack en ocasión de una caza al jabalí, y una botella de Punch d’Amour servida con un plato de boudin antillais, desataron una caza del zorro inolvidable, segùn me confesó M.lle J.H., roja de pelo y aprendiz cocinera para la ocasión.

(el libro en DeriveApprodi – no hay traducción española por lo que sabemos)

Cuoche ribelli: la cucina impudica, Anónimo, 2013

pollo al sal con sésamo negro y calabaza al horno

fuori carta
logo
dark button background
fuori carta